Materias de Familia
¿Qué hago para que el padre de mis hijos aporte a la mantención de los hijos? ¿Qué son los alimentos?
Los alimentos es el derecho que tiene una determinada persona a que otra, sea su cónyuge, ascendiente (padres y abuelos), descendiente (hijos) o hermano, le otorgue los recursos necesarios para su sustento, incluyendo: alimentación, vestuario, habitación y enseñanza.
El monto puede ser fijado por un tribunal, mediante un juicio de alimentos, o por las partes de común acuerdo. En este último caso es conveniente que las partes sometan a aprobación de un tribunal el avenimiento que han alcanzado.
La persona que demande los alimentos deberá abrir, por orden del tribunal, una cuenta en el Banco Estado para que el alimentante (la persona obligada a pagar alimentos) deposite el monto fijado por el tribunal o acordado por las partes.
Si el alimentante no cumple su obligación puede ser sometido a un apremio consistente en arresto. Para que el tribunal lo ordene, debe solicitarse por escrito, acompañando una copia de la última actualización de la libreta.

¿Puede rebajarse o aumentarse el monto de los alimentos?
El monto de los alimentos puede ser rebajado o aumentado cuando las circunstancias que se tuvieron presentes al momento de determinarlos ha variado.
Dicha modificación se justifica cuando se han producido cambios en la situación económica de alguna de las partes, las cuales deberán acreditarse ante el tribunal que fijó la cuantía de los alimentos.
¿Puedo ver a mi hijo, a pesar de no vivir con Él (Ella)?
Cuando los hijos menores se encuentran bajo el cuidado de uno de sus padres, o de un tercero, como la abuela, es necesario que se fije un régimen de visitas para quien carece de la tuición del menor; generalmente el padre y los abuelos.
Las visitas pueden ser acordadas por los padres del menor, para lo cual se efectúa una convención del régimen de visitas, que se somete a la aprobación del tribunal.
Si no se logra un acuerdo, se puede presentar una demanda, para hacer efectivo el derecho que la ley confiere. Puede, por tanto, demandar el padre o la madre, según sea del caso. El juez puede pedir informes a psicólogos y al personal idóneo, como asistentes sociales, que estime pertinentes, cuando proceda hacerlo.
En la misma demanda, se puede "proponer" o pedir un régimen de visitas determinado.
Se establecerá no sólo el derecho semanal sino que -también- las vacaciones (de invierno y de verano), la forma de cómo éstas serán compartidas por los padres; y festividades o cumpleaños.
¿Qué hago si el padre de mi hijo no quiere reconocerlo?
Cuando el padre de un menor no ha reconocido voluntariamente a su hijo puede citarse al tribunal para que confiese la paternidad.
La confesión judicial de paternidad es un procedimiento judicial breve, en el que a petición de la madre, o de la persona que tenga bajo su cuidado al niño, se cita al supuesto padre a la presencia del juez, para que reconozca ser el padre de un determinado menor. Si así lo declara, el procedimiento termina con la orden del juez de inscribir los apellidos correspondientes en la partida de nacimiento del menor.
Si el supuesto padre niega su paternidad, este procedimiento termina; por lo que para lograr el reconocimiento, se deberá iniciar una acción de reclamación ante el tribunal correspondiente.
Se trata de un juicio que se inicia con la interposición de una demanda de reclamación de paternidad ante el juez competente. El demandado podrá reconocer su paternidad o negarla; si la reconoce, el tribunal podrá dictar sentencia sin más trámite; y, si la rechaza o la niega, entonces se deberán rendir las pruebas que demuestren la paternidad directamente, o aquellas que la hagan presumible, como por ejemplo: la relación entre la madre y el padre, durante el tiempo de la concepción, especialmente, y/o entre ambos y el menor.
Entre las pruebas que es posible solicitar la prueba de ADN.
En estos casos, en conformidad a las pruebas rendidas, la sentencia determinará si el demandado es o no el padre del menor. En caso de establecerse la paternidad el juez ordenará se anote en la partida de nacimiento del menor.
Durante el juicio de reclamación de paternidad, se puede solicitar alimentos provisionales para el menor.